Ian Sancho Yudoka Costarricense

Biografía de Ian Sancho

Si te preguntas cual es la receta para tener disciplina, determinación y abrir paso a otros deportistas costarricenses; te traigo la biografía de uno de los más grandes judocas a nivel nacional e centroamericano.

Más que leer una historia, es una invitación a tomar un ejemplo, de que tan lejos puede llegar un costarricense y que los limites te los pones tú.

Inicios de Ian Sancho

La disciplina es fundamental si deseas alcanzar el éxito, como es el caso de Ian Sancho, un judoca profesional de 30 años proveniente de la provincia Alajuela, Costa Rica. Quien durante 23 años logró construir el camino que lo llevo a uno de sus más añoradas sueños, participar en los Juegos Olímpicos.

Siendo este un sueño compartido con su familia, amantes de este deporte, y quienes también lo practicaron en algún punto de sus vidas. Con apenas 5 años de edad, Ian empezó en el mundo del judo sin saber que se convertiría en su más grande pasión. 

Para llegar tan lejos, tuvo que hacer diversos sacrificios, como viajar miles de kilómetros lejos de su familia, adaptarse a una nueva cultura y enfrentarse contra los mejores.

Ian asegura que a pesar de ser una familia dedicada al deporte y estar muy influenciado por él, nunca se vio forzado por sus padres a dedicarse a ello, siendo él mismo, quien decidiera esto a la edad de 11 años.

Vida en el extranjero

Entre el 2014-2015 vivió un poco más de un año en Uzbekistán. En el 2017, el judoca se preparó para empezar sus estudios universitarios en la universidad de Tokai, en Japón.

Ian comentó que el primer año fuera de su país fue bastante complicado. Ya que sobrepuso para él mucha carga física y académica, debido a lo exigente que había sido estudiar un idioma completamente diferente a su idioma natal y el tener que entrenar con atletas de alto nivel en una universidad reconocida, por poseer un equipo de judo muy sólido.

También confeso que su rutina diaria desde que está viviendo en Japón es, levantarse, entrenar por la mañana, ir a estudiar, entrenar por la noche y regresar a su residencia. Realiza esta rutina de lunes a sábados.

A pesar de todo, ha sabido sobrellevarlo y adaptarse a la nueva cultura y sus niveles de exigencia. Aprendió a hablar el idioma y se encuentra a gusto viviendo en la prefectura de Kanagawa, en la ciudad de Hadano.

Vida personal

El judo siempre estuvo presente en la vida de Ian, desde que era un niño, fue entrenado por su padre, hasta que partió a la tierra del sol naciente a cumplir sus metas. Aunque en su infancia veía el judo nada más como un juego.

Expresó que a medida que iba creciendo empezó a colocarse metas a un nivel deportivo y le gustaba la idea de llamar la atención. Toma el judo como motivación y ser la mejor versión de si mismo.  

Ian mencionó que vivir en una familia de judocas es agradable debido a todas las cosas que comparten en común, sin embargo, también indicó que a veces existen discrepancias por el lado competitivo y profesional de cada uno pero que es algo que han ido aprendiendo a sobrellevar.

Comenta lo feliz que se sintieron sus familiares cuando se enteraron de su clasificación, ellos han sido su mayor apoyo en todo el proceso. El judoca también remarcó el destacable papel que tuvo su padre como su entrenador.

Al alajuelense le encantaría tener cerca a sus familiares y amigos, sobretodo, los fines de semana que son sus días libres, pero a pesar de todo, lo disfruta mucho y lo considera una aventura que le ha aportado muchos aprendizajes.

Admitió que paso por algunos momentos complicados, principalmente, en el colegio, ya que deseo haber podido compartir más con sus amigos y compañeros. 

El judoca tuvo una etapa difícil en la que se cuestionó si continuar con el judo o abandonarlo, por una serie de lesiones que sufrió, decidiendo al final, seguir luchando por sus sueños.

A pesar de ser un deporte que requiere mucha disciplina, Ian no se siente presionado, ya que considera que pedir tanta exigencia es algo normal y necesario. Siempre ha sido muy determinado con sus metas y no siente la disciplina como algo forzado.

También puede seguir su vida más de cerca por medio de su instagram: iansanchin

Sus otras pasiones

A pesar de ser un aficionado al judo, sí hubo otros deportes que lograron captar su atención, siendo uno de ellos, el futbol. Otro que le gustaba mucho es la gimnasia y actualmente, le gustaría practicarlo, Ian admitió que lo disfrutaba demasiado.

No tuvo buenas experiencias con la natación, practico futbol como complemento, se le hizo imposible dedicarle mucho tiempo debido a que los entrenamientos chocaban con los de judo.

Juegos Olímpicos

Ian Sancho logró llegar a la tercera ronda de los juegos olímpicos, quedando dentro del top10 en la categoría de 66 kilogramos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Considerado como uno de los logros más importantes para Costa Rica en la historia de este deporte.

Ian consiguió este puesto después de enfrentarse contra Indrit Cullhaj, en dieciseavos de final, Sancho mostro ser bastante minucioso y precavido en sus movimientos. Después de esta victoria, el judoca clasificó para octavos de final.

Según el ranking mundial, Sancho estuvo para los juegos olímpicos en el puesto 69, actualmente es el 41 a nivel mundial. Sancho pasa a ser el onceavo representante de Costa Rica en las Olimpiadas.

Para lograr esa puntuación, el alajuelense tuvo un conjunto de participaciones importantes, en las que se incluye la victoria contra en brasileño William Lima.

Haber conseguido el séptimo lugar en el Campeonato Panamericano de Guadalajara, que tuvo lugar en noviembre de 2020, sumado al haber ganado una pelea en el mundial de Bakú en el 2018, haberse posicionado en los octavos de final del Grand Slam, que tuvo lugar en Kazán, y a los dieciseavos de final en el Tiblisi, fueron factores que influyeron en su clasificación para las olimpiadas.

Sancho afirma que haber clasificado para las olimpiadas era una noticia que estaba esperando y finalmente se hizo oficial. Las experiencias vividas en el país asiático lo hacen sentir confiado con lo que se puede esperar de las olimpiadas.

Aunque las olimpiadas son un gran evento y se siente la presión, Ian tratara de tomárselo con calma, y que no le afecte, mantenerse sereno y mostrar su máximo potencial para aumentar las posibilidades de obtener una medalla, son las aspiraciones de Ian.

Sin duda alguna, un deportista que pone en alto a los ticos. Aquí también podrá ver la biografia de Kenneth Tencio


Siguenos en Facebook Siguenos en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.